TRATAMIENTOS DE LAS ENFERMEDADES

Hemorroides

¿QUE SON LAS HEMORROIDES?

A menudo descritas como “venas varicosas del ano y recto”, la hemorroides son vasos sanguíneos aumentados y abultados en el ano y parte baja del recto. Hay dos tipos de hemorroides: externas e internas según su localización.

Hemorroides externas (afuera) se desarrollan en la parte externa del ano y están cubiertas de una piel sensitiva. Si un coágulo se forma dentro de ellas, una masa dolorosa puede ocurrir (trombosis hemorroidal externa). La hemorroide externa se siente como una masa dura y dolorosa, esta sangra solo si se rompe.

Hemorroides internas (adentro) se desarrollan en la parte interna del ano. El sangrado sin dolor y la salida de dichas hemorroides durante la defecación son los síntomas más comunes.

Sin embargo, las hemorroides internas puede causar dolor severo si salen del ano (prolapso hemorroidal) y no pueden ser introducidas nuevamente.

¿QUE CAUSA LAS HEMORROIDES?

Su causa exacta se desconoce; sin embargo, la posición de pie del ser humano causa gran presión en los vasos sanguineos del ano, que en algunos casos los va abultando. Otros factores que contribuyen son:

¿CUALES SON LOS SINTOMAS?

Si nota cualquiera de los siguientes síntomas usted puede tener enfermedad hemorroidal:

¿PUEDEN LAS HEMORROIDES CAUSAR CANCER?

No. No hay relación entre hemorroides y cáncer. Sin embargo, los síntomas de la hemorroides en especial el sangrado, son similares a los del cáncer colorrectal y otras enfermedades del sistema digestivo. Por lo tanto, es importante que todos los síntomas sean estudiados por un médico especialista en las enfermedades del colon, recto y ano para realizar el diagnóstico correcto. En la Coloproctología es común ver pacientes automedicados lo que solo ocasiona pérdida de tiempo y dinero.

¿COMO SE TRATAN LAS HEMORROIDES?

Los síntomas leves pueden mejorar con solo aumentar la ingestión de fibra (Ej. frutas, vegetales, cereales, etc.) y líquidos en la dieta. Eliminar el pujo excesivo durante la defecación reduce la presión en las hemorroides y ayuda a prevenir su prolapso. Igualmente, los baños de agua tibia son de ayuda. Con estas medidas, el dolor y la hinchazón (edema) de la mayoría de las hemorroides mejorarán en 2 a 7 días.

La colocación de ligaduras es efectiva para las hemorroides internas. Una pequeña banda de goma es colocada en la hemorroide, cortándole el suministro de sangre. La hemorroide y la banda caerán en pocos días y la herida usualmente sana en una a dos semanas. Este procedimiento se realiza en el consultorio y no requiere anestesia ya que la liga se coloca en una zona insensible del conducto anal, es decir el paciente no siente dolor o es mínimo. Después de la ligadura el paciente incluso puede volver a su labor habitual siempre que no realice un esfuerzo exagerado. Otra opción es el tratamiento con fotocoagulación con rayos infrarojos, que tampoco ocupa de anestesia y se realiza en el consultorio. Estos dos procedimientos sólo se reservan para casos iniciales evitándose que la enfermedad avance.

La cirugía se reserva para casos avanzados o cuando otros tipos de tratamiento no han sido exitosos y también cuando el paciente presenta una enfermedad hemorroidaria mixta (hemorroides internas y externas a la vez). Con el propósito de disminuir el dolor, después de la operación convencional llamada hemorroidectomía se han creado otras técnicas que se pueden emplear en casi todos los casos, como la técnica PPH que se realiza con una engrapadora especial que se introduce por el ano y corta parcialmente y sutura las paredes internas del conducto anal. Como todo esto se hace en un lugar poco sensible del conducto anal y no se dejan cicatrices externas, la recuperación es mucho más rápida y con mucho menos malestar. La operación se hace en quirófano, bajo anestesia y en 30 minutos aproximadamente. Pocas horas después el paciente ya puede comer y es dado de alta el mismo día o al día siguiente. La mayoría de los pacientes pueden volver a sus actividades habituales en unos siete a diez días.

La técnica mas novedosa y de vanguardia es el THD ya que la molestia y el dolor es mínimo y la convalescencia es aún de menos días. La operación convencional de hemorroides (hemorroidectomía) debe seguir practicándose en casos de enfermedad hemorroidal severa con trombosis y necrosis del tejido anorrectal. El láser y la criocirugía no han demostrado mayor utilidad que las técnicas antes mencionadas y actualmente no se usan.

Para más información consulte: www.thdlab.com.mx


FISURAS

¿QUE ES UNA FISURA ANAL?

Una fisura anal es un pequeño desgarro de la piel que cubre al ano y que puede causar dolor y sangrado con cada defecación y prurito.

¿QUE CAUSA UNA FISURA ANAL?

Unas heces duras y secas pueden causar un desgarro en la piel que cubre el ano, resultando en una fisura. Otras causas de fisura son la diarrea e inflamación del área anorrectal.

¿COMO PUEDEN SER TRATADAS?

El tratamiento médico incluye el uso de cremas medicadas, ablandadores de las heces, evitar el estreñimiento, y el uso de baños de asiento por 20 minutos, varias veces al día.

¿QUE SE PUEDE HACER SI NO SANAN?

Las fisuras anales que no responden al tratamiento médico deben ser reexaminadas para determinar que impide su curación. Entre las razones esta el espasmo continuo del esfínter anal interno. Aquellos que continúan con dolor y/o sangrado se corrigen con la cirugía, ya que de otra manera el músculo esfinteriano nunca se relajará y la fisura no cicatrizará.

¿EN QUE CONSISTE LA CIRUGIA?

Consiste en hacer una incisión del esfínter anal propiciando la relajación del mismo para ayudar a la fisura a sanar. Esta operación se realiza bajo anestesia, por una herida de tamaño mínimo y de manera ambulatoria permitiendo al paciente volver a la comodidad de su hogar el mismo día de la operación.

¿EN CUANTO TIEMPO SE LOGRA LA CURACION TOTAL?

Luego de la cirugía, el paciente nota una disminución franca del dolor casi desde la primera defecación. La curación completa se logra en pocas semanas y es muy bajo el riesgo de que la fisura pueda a ocurrir de nuevo.

¿PUEDE LA FISURA ANAL PRODUCIR CANCER DEL COLON?

¡No! Sin embargo, los problemas persistentes requieren de una evaluación cuidadosa, ya que algunas enfermedades anorrectales pueden dar síntomas parecidos a los de cáncer colorrectal, por lo que el paciente debe ser evaluado por un especialista en enfermedades coloproctológicas.

ABSCESO Y FISTULA ANORRECTAL

¿QUE ES UN ABSCESO ANORRECTAL?

Un absceso anorrectal es una cavidad infectada y llena de pus localizada en el área anorrectal.

¿QUE ES UNA FISTULA ANORRECTAL?

Una fístula anorrectal siempre se origina de un absceso previo, es un pequeño túnel que conecta el interior del ano o del recto con la piel cercana al ano.

¿QUE CAUSA UN ABSCESO ANORRECTAL?

Un absceso anorrectal se desarrolla por la infección de una pequeña glándula en el interior del ano.

Algunas condiciones como las colitis u otras inflamaciones del colon, aumenta la probabilidad de que ocurran los abscesos.

¿QUE CAUSA UNA FISTULA ANORRECTAL?

Después que el absceso se ha drenado, puede persistir un túnel que conecta la glándula infectada con la piel alrededor del ano. Si esta comunicación se mantiene abierta, se produce la expulsión continua de secreción a través del orificio en la piel perianal.

De esta manera la fístula se mantiene abierta ocasionando molestias. Pero, si el orificio externo de la fístula se cierra, puede presentarse el absceso anorrectal nuevamente.

¿CUALES SON LOS SIGNOS Y SINTOMAS DE UN ABSCESO Y UNA FÍSTULA ANORRECTAL?

El absceso en la mayoría de las ocasiones causa edema (hinchazón) progresivo y dolor constante y la fístula secreción constante o intermitente por un pequeño orificio localizado cerca del ano.

¿CUAL ES EL TRATAMIENTO?

Se debe de drenar el absceso y lo mejor es que en el mismo procedimiento se identifique la fístula, lo cual casi siempre es posible y añadir una fistulotomía, que consiste en abrir todo el trayecto fistuloso, dejándolo abierto para que a través de aseos en regadera y aplicación de pomadas específicas acontezca la cicatrización total.

Un procedimiento innovador pero no mas eficáz que la fistulotomia es la colocación en el túnel fistuloso de una hebra de tejido porcino que se denomina “fistula anal plug” . Las ventajas de este procedimiento es que no se tiene que cortar el tejido y por lo tanto no queda herida.

ENFERMEDAD PILONIDAL

La enfermedad pilonidal es causada por la infección de los folículos pilosos de la zona superior del surco interglúteo (división entre las nalgas). Un absceso pilonidal es una colección de pus en el sitio de la infección; un seno pilonidal es una herida con salida crónica de pus a dicho nivel. Generalmente ocurre en varones jóvenes, de etnia blanca y con mucho vello. Para distinguirla de otras infecciones, el médico busca hoyuelos (pequeños agujeros en el área infectada). Un seno pilonidal puede provocar dolor e hinchazón.En general, un absceso pilonidal debe ser abierto y su contenido vaciado. Habitualmente, un seno pilonidal debe ser extirpado quirúrgicamente.

CONDILOMA ANAL

¿QUE SON CONDILOMAS ANALES?

Los condilomas anales son relativamente comunes y producen molestias perianales como la presencia de lesiones verrucosas húmedas y de mal olor, prurito, dificultad para el aseo luego de la defecación y secreción perianal. Usualmente no causan dolor por lo que muchos pacientes no se dan cuenta de su aparición. También pueden afectar la piel de los genitales. Primero aparecen como una pequeña mancha, que crece hasta el tamaño incluso de una cresta de gallo y generalmente son lesiones múltiples. En algunos pacientes el condiloma anal puede crecer tanto que toman la apariencia de una coliflor, denominándose así: “lesiones en coliflor”.

¿DE DONDE PUEDEN PROVENIR ESTOS CONDILOMAS?

Son causados por la infección del virus del papiloma humano (VPH) el cual es contagioso y trasmitido de humano a humano, casi siempre por contacto directo.

En el caso del condiloma anal y genital casi siempre es transmitido a través de relaciones sexuales; aunque puede ocurrir por contacto íntimo no sexual, lo que explica la presencia de condiloma anal en adultos y niños que no han sostenido relaciones sexuales. Puede ocurrir condiloma anal en hombres heterosexuales, y se postula que esto ocurre de la siguiente manera: al tener sexo en una posición con la mujer infectada donde ella esté sentada sobre el hombre, las secreciones vaginales desciendan por el periné (zona entre los testículos y el ano) instalándose el virus en la piel perianal.

¿DEBEN SER ESTOS CONDILOMAS RESECADOS?

Si. Ellos al no ser removidos, generalmente crecen y se multiplican haciéndose cada vez más numerosos. Adicionalmente, existen evidencias de que puede existir una transformación en cáncer si no son tratados por largo tiempo. Resultando conveniente en el estudio del paciente realizar siempre un papanicolau para descartar la existencia de una neoplasia intraanal que precede al cáncer anal, para tratarla oportunamente y evitar este tipo de tumor. También es importante descartar otras enfermedades de transmisión sexual a través de examenes sanguineos.

¿QUE TRATAMIENTO DEBE SER APLICADO?

Si los condilomas son muy pequeños y están localizados solo alrededor de la piel del ano, pueden ser tratados con soluciones queratolíticas aplicadas directamente en la superficie de la lesión. Este método, a pesar de que parece sencillo, debe ser aplicado con mucho cuidado por el médico ya que pudiera producirse quemaduras en la piel sana cercana al condiloma. Este procedimiento requiere varias aplicaciones por varias semanas. Otras formas de tratamiento son las que consisten en la aplicación del electro- cauterio, cirugía o combinación de ambas. Estos procedimientos antes descritos ameritan de la utilización de algún tipo de anestesia bien sea local o raquídea, dependiendo de la localización, numero y tamaño. Los condilomas que se encuentran dentro del canal anal no son susceptible de tratamiento médico, por lo que requieren cirugía para su curación.

¿DEBO SER HOSPITALIZADO PARA ESTE TRATAMIENTO QUIRURGICO?

La respuesta es “NO”. Estos tratamientos pueden ser realizados bajo la modalidad de cirugía ambulatoria, pudiendo el paciente regresar a la comodidad de su casa el mismo día de la intervención.

¿CUANTO TIEMPO DEBE PASAR PARA TRABAJAR NUEVAMENTE?

Esto depende de cada paciente, sobre todo cuando hablamos de resecciones muy amplias. Generalmente se sentirá una cierta molestia por varios días, y esta calmará con la administración de analgésicos vía oral e instrucciones especiales para lograr que la defecación moleste lo menos posible. Si la resección es pequeña la persona podrá trabajar nuevamente al día siguiente.

¿EL TRATAMIENTO ES DEFINITIVO?

Desafortunadamente en algunos casos, pueden desarrollarse nuevamente condilomas anales, independientemente del tratamiento utilizado. Esto ocurre porque el virus del papiloma humano puede vivir latente en los tejidos humanos y aparecer de nuevo bajo ciertas condiciones propias del paciente. Estos nuevos condilomas pueden ser tratados con medicamentos o electro-cauterio en el consultorio ya que frecuentemente son más pequeños y menos numerosos que los anteriores. Algunas veces la recurrencia es muy rápida requiriendo de nuevo volver al quirófano para su resolución.

Los controles postoperatorios deben realizarse por varios meses para estar seguro que no habrá recidivas y si las hay diagnosticarlas tempranamente.

Adicionalmente en los pacientes con recidivas además del control permanente se deben implementar medidas de protección genital durante el acto sexual sobre todo con pacientes que padecen la enfermedad. La pareja debe ser igualmente examinada y tratada.

PRURITO (COMEZON) ANAL

¿QUE ES EL PRURITO ANAL?

La necesidad de rascado alrededor del área perianal es denominado prurito anal, lo que es una condición relativamente común. Este puede ser evidente durante la noche o posterior a la evacuación.

¿CUALES SON LAS CAUSAS DEL PRURITO ANAL?

Para que ocurra prurito anal convergen muchos factores. Una causa frecuente es la higiene excesiva del área anal. La humedad alrededor del ano, la sudoración, heces pastosas, son otros factores etiológicos. Adicionalmente algunas bebidas, incluyendo licor, leche, cítricos, jugos de frutas y bebidas que contienen cafeína como el café o el té pueden agravar el prurito anal. Así mismo algunas comidas pueden ser ocasionarlo como el chocolate, frutas cítricas, tomate, palomitas de maíz y nueces. Otras raras causas son enfermedades como la psoriasis, eczema, dermatitis, hemorroides, cáncer del ano, fisura anal, infecciones anales y alergias. Como podemos ver, lo mas frecuente son factores que pueden ser corregidos fácilmente, pero esto debe ser determinado por el especialista en en enfermedades del colon , recto y ano ya que puede coexistir una enfermedad seria.

¿PUEDE EL PRURITO ANAL ESTAR ORIGINADO EN LA FALTA DE HIGIENE?

La falta de higiene NO es un factor común. La tendencia natural es a la de una limpieza vigorosa con lavado del ano con agua y jabón. Esto más bien ocasiona el prurito anal debido al daño que se produce sobre los aceites naturales que protegen la piel perianal. En esta situación se establece un círculo vicioso donde la persona siente más prurito anal y más se lava, ocurriendo más prurito.

¿QUE PUEDO HACER PARA QUE EL PRURITO ANAL DESAPAREZCA?

Un examen cuidadoso por un Coloproctólogo identificará la causa definitiva del prurito anal. Se recomendará un tratamiento específico para eliminar el problema. Este tratamiento puede estar basado en las siguientes premisas:

1.- ELIMINAR EL POSIBLE TRAUMA DE LA REGION PERIANAL

2- EVITAR LA HUMEDAD

3- USE SOLO MEDICACION INDICADA POR SU MEDICO

4- EVITE LAS COMIDAS Y BEBIDAS ANTES MENCIONADAS

PROLAPSO RECTAL

¿QUE ES EL PROLAPSO RECTAL?

El prolapso rectal es una enfermedad donde el recto (que es la porción inferior del colon justo antes del ano) se desdobla sobre si mismo y sale por el ano hacia el exterior. Ocurre en ambos sexos pero es mucho mas frecuente en mujeres.

En las etapas iniciales vuelve al interior del cuerpo espontáneamente, pero a medida que pasa el tiempo permanece en el exterior, y la persona tiene que reintroducirlo continuamente.

Muchas veces el prolapso rectal se acompaña de debilidad del esfínter anal produciéndose salida involuntaria de gases, moco o heces (incontinencia fecal).

¿POR QUE OCURRE EL PROLAPSO RECTAL?

Aunque en la mayoría de los casos no se identifica una causa específica, las condiciones que debilitan los músculos y ligamentos que sostienen el recto en la pélvis son factores predisponentes.

El pujar continuamente para defecar, y las lesiones ocurridas en el periné pueden favorecer el prolapso rectal.

Igualmente algunos pacientes con enfermedades de la médula espinal presentan prolapso rectal, y por último en algunas familias parece haber predisposición genética.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA EL PROLAPSO RECTAL?

El Coloproctólogo determina la presencia del prolapso rectal con el interrogatorio y el examen anorrectal completo. Para ello el paciente debe pujar, simulando la defecación. Si bien las hemorroides pueden tener síntomas parecidos al prolapso rectal no son enfermedades iguales, por lo que es importante que sea un especialista en enfermedades del colon, recto y ano quien realice el examen pertinente.

En ocasiones, puede existir un ´prolapso oculto´, el cual puede ser diagnosticado con la defecografía (estudio de radiología). Este examen se efectúa administrando un medio de contraste especial y el paciente simula la defecación mientras se realizan los estudios radiológicos.

¿CUAL ES EL MEJOR TRATAMIENTO PARA EL PROLAPSO RECTAL?

El prolapso interno puede mejorar tratando el estreñimiento y la dificultad para defecar, que muchos de estos pacientes sufren. Sin embargo, una vez que el prolapso rectal ya se hace completo, es decir sale a través del ano, el paciente debe operarse.

Existen varias maneras de tratar quirúrgicamente el prolapso rectal, y el Coloproctólogo determinará según varios factores, cual es la mas adecuada para el paciente. Para ello debe tomar en cuenta: la edad de la persona y su condición en general, la magnitud del prolapso y los resultados de los exámenes practicados.

Las operaciones pueden ser a través del abdomen o por vía perineal y estas últimas están especialmente indicadas para persona ancianas, ya que las complicaciones son muy pocas y la recuperación es excelente. En la mayoría de los casos el paciente obtiene mejoría significativa de la fuerza de contracción del esfínter anal, logrando disminuir o eliminar la incontinencia fecal que frecuentemente se asocia al prolapso rectal.

INCONTINENCIA FECAL

¿QUE ES INCONTINENCIA FECAL?

La incontinencia fecal es la imposibilidad de controlar la salida de gases y heces. Existen diversos rangos de incontinencia según la mayor o menor capacidad de mantener dicho control. La incontinencia fecal es un problema común, pero poco discutido debido a que es un tema embarazoso. Junto con la incontinencia urinaria su frecuencia aumenta con la edad.

¿QUE CAUSA LA INCONTINENCIA FECAL?

Existen muchas causas de incontinencia. La lesión de la musculatura anal durante el parto es una de las más frecuentes. Asimismo, los nervios que controlan dichos músculos pueden ser lesionados.

Algunas de estas lesiones son identificadas inmediatamente y reparados de igual manera, pero otras, pueden pasar inadvertidas y convertirse en un problema durante la vida futura.

Las cirugías de la región anal o en estructuras cercanas a esta zona pueden causar un daño similar al que se produce durante el parto, al igual que las infecciones de la región perianal las cuales pueden destruir el esfínter del ano y ocasionar incontinencia. Adicionalmente, con el paso de los años, la capacidad de contracción de la musculatura anal va disminuyendo progresivamente.

La incontinencia puede estar asociada a cuadros diarreicos así como a sangrado intestinal lo que pudiese complicar más el problema ya que pudiese coexistir asociado un proceso inflamatorio del colon (colitis), un tumor rectal o un prolapso rectal, entre otros. Todas estas condiciones requieren de una evaluación médica urgente por un Coloproctólogo.

¿COMO PUEDEN SER DETERMINADAS LAS CAUSAS DE INCONTINENCIA?

La evaluación por un Coloproctólogo establece el grado de severidad de la incontinencia y el impacto social de la misma. Algunas de las causas pueden ser descubiertas durante el interrogatorio y el análisis de la historia clínica, sobre todo en lo referente al pasado obstétrico. Por ejemplo múltiples embarazos, recién nacidos de gran peso y talla, uso de fórceps, o episiotomías pueden contribuir al daño de la musculatura y a los nervios del canal anal durante el nacimiento.

Un examen físico especializado de la región anal debe ser realizado para identificar las lesiones ya mencionadas. Igualmente deben realizarse estudios adicionales para definir mejor el funcionamiento de la musculatura anal. La manometrìa anal consiste en la introducción de un pequeño catéter por el ano para medir las presiones del canal anal mientras el paciente contrae y relaja dicha musculatura. Este estudio determina cuan fuerte o débil es la musculatura del ano. El ultrasonido endoanal permite ver los músculos del esfínter anal para determinar lesiones a ese nivel. Finalmente, la electromiografía del nervio pudendo (el cual controla el músculo del esfínter anal), muestra si hay daños de este nervio. Ninguno de estos exámenes es invasivo, doloroso o necesita de una preparación incómoda para el paciente.

¿QUE PODEMOS HACER PARA CORREGIR EL PROBLEMA?

Después de la revisar la historia clínica, realizar el examen físico y los estudios complementarios para determinar la causa y severidad de la incontinencia, podemos saber que tratamiento aplicar. Para los casos menores y no complejos, se puede iniciar el tratamiento con medidas dietéticas y medicamentos que disminuyan la motilidad intestinal. Igualmente el Coloproctólogo le recomendará ejercicios para fortalecer la musculatura anal. En otros casos, las técnicas de autoregulación pueden ser utilizados para ayudar al paciente a sentir y determinar el tiempo en que las heces están listas para ser evacuadas y aumentar en ese momento la contracción de la musculatura anal. Muchos de estos pacientes logran un adecuado control del esfínter anal sin requerir otro tratamiento.

Otros casos más complejos requieren la reconstrucción quirúrgica del esfínter anal. Esta operación denominada esfinteroplastía anal, permite que la gran mayoría de los pacientes recobren la continencia anal.

ESTREÑIMIENTO

El estreñimiento es un síntoma que tiene diferentes significados para las personas. Habitualmente se refiere a evacuaciones poco frecuentes, pero también puede referirse a heces poco voluminosas, la necesidad de pujar mucho cuando se evacúa, una sensación de evacuación incompleta o la necesidad del uso de enemas, supositorios o laxantes para mantener la frecuencia en las evacuaciones.

Para la mayoría de las personas, es normal tener evacuaciones desde tres veces al día hasta tres veces por semana.

Los hábitos intestinales son afectados por el tipo de dieta que consumimos.

La dieta típica incluye de 12 a 15 gr. de fibra al día, sin embargo 25 a 30 gr. de fibra y alrededor de 6 a 8 vasos de líquido al día es recomendado para una función apropiada del intestino. También el ejercicio ayuda al funcionamiento apropiado del intestino.

Alrededor del 80% de las personas sufren de estreñimiento en algún momento de sus vidas y breves periodos de estreñimiento son normales. El estreñimiento es diagnosticado si la persona presenta menos de 3 evacuaciones a la semana. Si tiene en el 25% de las evacuaciones: pujo, heces duras y fragmentadas, sensación de obstrucción en el momento de la defecación, sensación de evacuación incompleta o necesidad de extraer las heces con el dedo.

¿QUE CAUSA EL ESTREÑIMIENTO?

Hay varias causas, e incluso pueden ser simultáneas. Estas pueden ser una falta de ingesta de fibra, vida sedentaria y cambios ambientales. El estreñimiento puede ser agravado por viajes, embarazo, o cambios en la dieta. En algunos individuos puede ser causado por suprimir el deseo de evacuar repetidas veces.

Causas más serias de estreñimiento incluyen tumores que ocasionen estrechez del colon, por lo que es aconsejable acudir al especialista en enfermedades del colon, recto y ano si el problema persiste.

El estreñimiento puede ser rara vez un síntoma de enfermedades sistémicas como lo son la esclerodermia, hipotiroidismo, esclerosis múltiple, lupus, enfermedad de Parkinson y lesiones de la médula espinal.

¿LOS MEDICAMENTOS PUEDEN CAUSAR ESTREÑIMIENTO?

Sí, muchos medicamentos, incluyendo analgésicos, antidepresivos, tranquilizantes y otros medicamentos psiquiátricos, antihipertensivos, diuréticos, suplementos de hierro, suplementos de calcio y el magnesio contenido en los antiácidos pueden producir o empeorar la situación.

¿CUANDO DEBERIA CONSULTAR AL MEDICO?

Cualquier cambio persistente en los hábitos intestinales, incremento o disminución en la frecuencia o en el tamaño de las heces o un incremento en la dificultad para evacuar, requieren de chequeo médico. Si los síntomas duran más de tres semanas deberá consultar al médico. Si aparece sangre en las heces, consulte inmediatamente.

¿COMO SE PUEDE DETERMINAR LA CAUSA DEL ESTREÑIMIENTO

El estreñimiento puede tener varias causas, por eso es necesario lograr su identificación lo más preciso posible así el tratamiento será más específico y exitoso. El tacto rectal es el primer paso y puede dar pistas de la causa. Luego el examen del intestino ya sea por radiografías con bario (colon por enema) o con instrumentos endoscópicos muestran si las causas son anatómicas, como la estenosis (estrechez del colon).

Se pueden realizar también estudios específicos como la defecografia y el tiempo de tránsito colónico. A través de estos estudios se identifican alteraciones funcionales como por ejemplo la falta de relajación de la musculatura de la pelvis al defecar o la inercia colónica. Estos exámenes no ocasionan dolor al paciente ni requieren preparación especial o reposo de algún tipo, y forman parte integral del estudio completo del paciente con estreñimiento.

ENFERMEDAD DIVERTICULAR DEL COLON

Los divertículos son pequeñas saculaciones en la pared del colon, localizadas con más frecuencia en la porción denominada sigmoides. Su aparición está en relación con el tipo de alimentación, existiendo evidencias de que la dieta pobre en fibra favorece su formación. Un número importante de personas tienen divertículos , considerándose que del 5 al 10% menores de 50 años, el 30% a los 60 años y el 60% a los 80 años de edad los presentan, pero es importante aclarar que la mayor parte no tienen síntomas y que cuando se diagnostican es por una hallazgo fortuito de un estudio radiográfico (colon por enema) o endoscópico (colonoscopía) realizado por otros motivos. No requiriendo estos casos de tratamiento alguno, sólo la recomendación de incrementar la ingesta de fibra en la dieta cotidiana de 20 a 30 grs. por día.

El término de “enfermedad diverticular” sólo se aplica cuando se asocian a síntomas secundarios a complicaciones de los divertículos. Estas se consideran como de tipo inflamatorio (diverticulitis) o hemorrágicas. La diverticulitis se manifiesta principalmente por la aparición de dolor abdominal de intensidad variable que por su semejanza con la inflamación del apéndice se describe como la “apendicitis del lado izquierdo” y las complicaciones hemorrágicas que son menos frecuentes que las de tipo inflamatorio se evidencian por un sangrado importante a través del recto que hasta en un 80% de los pacientes cede espontáneamente. Ambas situaciones requieren de tratamiento médico diverso y vigilancia estrecha de la evolución del enfermo, por lo que salvo algunas excepciones el paciente requiere ser hospitalizado. Pero es importante mencionar que dichas complicaciones solamente la presentan del 10 al 25% de las personas que presentan divertículos colónicos y que un porcentaje mucho menor, identificado como del 1% requerirá de cirugía ya que la mayor parte de las personas con diverticulitis o hemorragia por divertículos responden favorablemente al tratamiento médico.

POLIPOS DE COLON Y RECTO

Los pólipos son desarrollos anormales del tejido que recubre al colon formando bultos que se proyectan hacia la luz del intestino. Algunos de ellos tienen tallos (pólipos pediculados) y otros son planos (pólipos sésiles). Los pólipos son una de las patologías más comunes que afectan el colon y el recto y se ven en 15 a 20 % de las personas adultas. Aunque la mayoría de los pólipos son benignos algunos de ellos al crecer pueden transformarse en cáncer.

¿CUALES SON LOS SINTOMAS DE LOS POLIPOS?

La mayoría de los pólipos no producen síntomas y son encontrados durante chequeos de rutina del colon y recto. Sin embargo, algunos pólipos producen sangrado, expulsión de moco por el recto, alteración del patrón de defecación de la persona y ocasionalmente dolor abdominal.

¿COMO SE DIAGNOSTICAN LOS POLIPOS?

Los pólipos se diagnostican ya sea observando directamente el tejido que recubre al colon (endoscopia) o por un estudio de rayos X (colon por enema).

Hay tres tipos de endoscopia colorrectal: rectosigmoidoscopia rígida, sigmoidoscopia flexible y colonoscopia. La primera permite ver unos 30 cm del interior del intestino y través de la segunda se puede observar hasta un tercio del colon. Ninguna de estos dos métodos requiere sedación y pueden ser realizadas en el consultorio. Para la colonoscopia se usa un instrumento flexible y más largo que permite ver el colon entero. Para este examen se requiere sedación y limpieza completa del colon.

¿DEBEN EXTIRPARSE LOS POLIPOS?

Dado que no hay manera segura de predecir que pólipos son o se convertirán en cáncer, los pólipos deben ser removidos y estudiados por medio de estudio histo patológico (examen microscópico). La mayoría de los pólipos pueden ser removidos usando una pinza especial que se introduce a través del colonoscopio. Algunos pólipos por su gran tamaño, pueden requerir varias sesiones de remoción, y un número menor de ellos pueden requerir cirugía abdominal para su eliminación completa, ya sea por su gran tamaño o la localización. La colonoscopia incluyendo aquellas donde se realiza polipectomia y biopsia, puede ser realizada de manera ambulatoria y con mínima molestia para el paciente.

¿LOS POLIPOS PUEDEN VOLVER A APARECER?

Cuando el pólipo ha sido eliminado completamente es muy raro que reaparezca, pero los mismos factores que lo produjeron pueden hacer que aparezcan otros en el resto del colon. Por lo tanto, la persona que tuvo pólipos colorrectales debe realizarse un chequeo periódico, por un médico especializado en enfermedades del colon y del recto. Así se detectará precozmente la aparición de nuevos pólipos y se evitará la aparición de cáncer de colon o recto.

CANCER DE COLON Y RECTO

El cáncer colorrectal es el tumor maligno más frecuente del tubo digestivo. Se encuentra dentro de las diez primeras causas de muerte por cáncer. Aproximadamente el 6% de la población podría desarrollarlo en el transcurso de la vida. Y no obstante a los recursos tecnológicos que existen, se continúa diagnosticando en etapas avanzadas en un 10 a 25% de los casos; por esto las personas con factores de riesgo o que evacuen sangre, moco o presenten estreñimiento o diarrea pertinaz deben de acudir a revisión con el Coloproctólogo.

¿QUIEN ESTA EN RIESGO?

A pesar de que el cáncer colorrectal puede ocurrir a cualquier edad, más del 90% de los pacientes tienen más de 40 años, momento a partir del cual el riesgo empieza a duplicarse cada 10 años. Adicionalmente a la edad, otros factores de riesgo incluyen historia familiar de cáncer colorrectal y pólipos o historia personal de enfermedad inflamatoria intestinal como la colitis ulcerativa crónica inespecífica.

¿COMO EMPIEZA?

Casi todos los cánceres de colon y recto empiezan como un pólipo benigno. Este tumor premaligno ocurre en la pared del intestino y puede eventualmente crecer y convertirse en cáncer. Remover estos pólipos benignos es uno de los aspectos de la medicina preventiva que realmente funciona..

¿CUALES SON LOS SINTOMAS?

El síntoma más común es el sangrado rectal y cambios en los hábitos defecatorios, como estreñimiento y diarrea. Estos síntomas son comunes en otras enfermedades por lo que deben ser evaluados cuidadosamente por un especialista en enfermedades del colon y recto. El dolor abdominal y la pérdida de peso son mas frecuentes en la enfermedad diseminada.

Desafortunadamente, muchos pólipos y cánceres no producen síntomas tempranos.

Por lo tanto si usted tiene 50 años, o 40 años pero con factor de riesgo debe someterse a estudios para la detección del cáncer, igual si presenta sangrado rectal evacuaciones con moco, estreñimiento o diarrea pertinaz de inicio reciente.

¿COMO ES TRATADO EL CANCER COLORRECTAL?

El cáncer colorrectal requiere de cirugía en la mayoría de los pacientes. La radioterapia y quimioterapia son a veces usadas. Cerca de un 80-90% son curados si se detectan y son tratados en una etapa temprana. El porcentaje de curación cae por debajo del 50% cuando se detectan tardíamente. Gracias a la moderna tecnología menos del 5% de los pacientes con cáncer colorrectal requieren de colostomía.

¿COMO PUEDE EL CANCER DE COLON Y RECTO SER PREVENIDO O DETECTADO A TIEMPO?

La detección de sangre oculta en las heces, junto con la sigmoidoscopia o en algunos casos la colonoscopía (visualización del interior del colon y recto por un endoscopio) son exámenes usados para detectar la enfermedad tempranamente.

Aunque no está comprobado hay ciertas evidencias de que la dieta puede representar un papel importante en la prevención del cáncer colorrectal. Hasta lo que se sabe una dieta rica en fibra y baja en grasas son las únicas medidas dietéticas que pudieran ayudar a prevenir el cáncer colorrectal.

INDICE DE ENFERMEDADES